¿Qué es un traductor SEO?

La profesión de la traducción ha cambiado mucho en los últimos años. Debido al desarrollo a ritmo frenético del mundo digital y a la irrupción de la inteligencia artificial, los profesionales deben adaptarse a los cambios y desarrollar nuevas competencias. Así es como han ido surgiendo los primeros traductores especializados en traducción SEO. Pero… ¿qué es exactamente un traductor SEO? ¿Por qué debería recurrir a un traductor especializado en posicionamiento natural en buscadores? ¿Necesita realmente este servicio? Si tiene un sitio web plurilingüe, contar con un traductor SEO será una excelente apuesta en su estrategia de crecimiento internacional y le ayudará a ahorrar en publicidad. Veamos por qué.

imagen de hombrecillo con las letras SEO

¿De qué se encarga un traductor SEO?

El cometido de un traductor SEO es traducir textos y hacerlos visibles en los motores de búsqueda internacionales. Al igual que otros profesionales del sector, traduce los textos de un sitio web y los adapta al mercado objetivo. Sin embargo, el contenido que esté bien posicionado en un motor de búsqueda en el idioma de origen no necesariamente lo estará en el idioma y mercado de destino. Se debe crear una traducción optimizada. Por tanto, no solo hay que traducir, sino que también hay que elegir las palabras clave adecuadas y hacer las adaptaciones pertinentes para el idioma meta.

Veamos un ejemplo: Imaginemos que tiene una web de venta de productos online. Está bien posicionada y la visitan muchos clientes. Decide lanzarse a vender en otros mercados del extranjero y delega la traducción a profesionales. Lamentablemente, si estos traductores no dominan las técnicas de SEO, las versiones multilingües de su sitio puede que no funcionen. Los clientes internacionales no encontrarán su sitio web cuando hagan búsquedas en Google. Por eso, es recomendable que contrate a un traductor SEO, en cuyo caso podrá tener más posibilidades de ganar visibilidad y, en consecuencia, aumentar sus ventas en ese nuevo mercado.

 

¿Qué competencias debe tener un traductor SEO?

Su principal objetivo es traducir (escribir) para ayudar a mejorar el posicionamiento de un sitio web multilingüe en los resultados de Google. Veamos cuáles son las competencias que se requieren:

Excelente dominio de la lengua materna

Las habilidades de escritura son esenciales para cualquier persona que se dedique a la traducción. Debe tener un perfecto dominio de las reglas de ortografía, sintaxis y tipografía de su lengua materna. Una web traducida a un español macarrónico no tendrá credibilidad ni para los usuarios de Internet ni para los motores de búsqueda. No hay que olvidar que, aunque nos interesa que el motor de búsqueda posicione bien el contenido de cada página, lo primero que debemos tener en cuenta es que escribimos para que nos lean personas, no robots de indexación ni máquinas. Si una página web no tiene interés, la gente no va a prestarle atención y no tendrá interés en leerla.

Conocimiento de las técnicas de redacción en Internet

A la hora de escribir para Internet, es muy importante tener en cuenta que no todas las personas que nos leen van a disponer del tiempo suficiente de pararse en cada detalle. Somos personas ocupadas que escriben para otras personas ocupadas. El tiempo es oro. Por ello es importante redactar con precisión, ir al grano, usar frases cortas y ordenar la información adecuadamente. Los listados, las frases breves, las negritas, títulos y subtítulos son elementos que ayudan a guiarnos en la buena dirección. ¿A quién no le gusta leer una entrada de blog que incluye datos pertinentes y no se anda con excesivos rodeos?

Conocimientos específicos sobre el mercado objetivo

Para saber cómo dirigirse a la audiencia de un país e idioma concretos, el traductor debe comprender las diferencias culturales y saber adaptarlas cuando sea preciso. A veces hay juegos de palabras o enlaces a noticias u otros sitios web que no son relevantes para la audiencia de otros idiomas. No hay que tener miedo a adaptar algunos elementos y, en ciertos casos, suprimirlos o sustituirlos por otros. Otro aspecto importante que no hay que descuidar es el nivel de formalidad con el que queremos presentarnos.

Conocimientos específicos sobre páginas web

Para ofrecer traducciones eficaces y mejorar el SEO de un sitio web en el extranjero, hay que saber de dónde proviene el tráfico del sitio web en cuestión y a dónde hay que conducir a los internautas. Por ejemplo, puede resultar pertinente revisar y adaptar los enlaces internos que comunican las distintas secciones de la web para comprobar que funcionan. Además, los textos deben ser comprensibles y accesibles: es tan importante el contenido como la forma de presentarlo. Si los usuarios entran en una página  y la abandonen rápido, nuestro posicionamiento SEO puede ser penalizado, ya que el motor de búsqueda puede interpretar que el contenido que se ofrece no es relevante.

Capacidad de elegir las palabras clave apropiadas

En la mayoría de los casos, una palabra clave no puede traducir literalmente. Hay que encontrar las expresiones equivalentes en cada idioma y comprobar la competitividad de estas palabras clave. También hay que tener en cuenta la jerga propia de cada campo de especialidad y a qué tipo de público nos estamos dirigiendo (¿son usuarios expertos en la materia o no?). Este trabajo es clave para una estrategia de SEO internacional exitosa. Muy pocos traductores profesionales dominan el SEO. Sin embargo, saber combinar traducción y SEO es la clave para obtener más visibilidad a nivel internacional.

 

El papel de la traducción SEO

No es ningún secreto que para vender hay que ser visible. En la web, hay dos formas de ganar visibilidad: la publicidad pagada (SEA) y el tráfico natural (SEO). Redactar y traducir teniendo en cuenta reglas de SEO supone una gran inversión a largo plazo porque ayuda a invertir menos en publicidad de pago en buscadores. Sin embargo, cuando se traduce un sitio, este valioso trabajo a menudo se pierde. La función del traductor de SEO es ayudar al propietario de un sitio web a expandir su mercado en el extranjero mientras mantiene un buen tráfico natural en los idiomas de destino. Para ello, es necesario adaptar la estrategia SEO al mercado deseado. Es un trabajo que puede ser titánico, pero da sus frutos.

 

¿Qué elementos se deben traducir?

Para conseguir un buen posicionamiento orgánico SEO en los motores de búsqueda internacionales, no solo hay que traducir los textos de las páginas y los artículos del blog, sino también otros elementos que no son tan visibles (títulos, metadescripciones, URL o etiquetas ALT de las imágenes), pero que influye de igual forma en el posicionamiento web. Consulte más información sobre el servicio de traducción SEO.

 

¿Qué tipo de clientes pueden necesitar una traducción SEO?

Cualquier empresa que quiera darse a conocer internacionalmente puede contratar un servicio de traducción SEO. Ya sea una empresa turística, una que vende productos por Internet o una agencia de marketing internacional. En muchos sectores se ha incrementado la venta de productos y servicios online, por lo que tienen una especial necesidad de llegar a nuevos clientes en varios idiomas.

En conclusión, recurrir a un traductor SEO es una excelente opción para cualquier empresa que desee aumentar sus ventas en el extranjero. Gracias a sus conocimientos en idiomas y SEO, le ayudará a ganar visibilidad en el exterior adaptando el contenido de su sitio web. ¿Está buscando un servicio de traducción SEO? Póngase en contacto conmigo.